Proceso de impresión de un libro

¿Cómo se imprime un libro? Muy a menudo, nos hemos preguntado cómo es el proceso de imprimir ese elemento milenario tan importante en la historia de la humanidad. Como imprenta profesional de libros, en este nuevo post queremos explicarte las partes fundamentales del proceso, qué aspectos tendremos en cuenta y los puntos básicos para convertir la idea de un libro en un legado físico y tangible.

Fases del proceso de impresión de un libro

Edición y corrección

Vamos a dar por hecho que el libro ya está escrito. En tal caso, lo primero que se hace, ese primer paso fundamental, es la edición y corrección del mismo. Tanto la corrección ortotipográfica como de estilo. Y si esta tarea se la encargamos a un profesional, mejor que mejor. Su trabajo, o el nuestro si optamos por corregirlo nosotros, será el de recomendar cambios para mejorar el estilo y el texto, así como una exhaustiva revisión ortográfica, gramatical y tipográfica. Tras este paso, otro punto interesante es el de la lectura semiprofesional o no profesional, es decir, el lector cero. Se trata de que una o más personas lean nuestro libro y opinen desde el punto de vista de un lector.

La maquetación

La maquetación del texto es habitualmente el siguiente paso a realizar para tener el libro listo para imprimir.

En iVerso hacemos especial hincapié en esta parte del proceso, ya que a menudo, nuestros clientes sí saben escribir, pero no tienen tanto conocimiento de maquetación y diseño. Por ello, siempre es importante consultar toda la información y dejarnos asesorar para que nuestro libro no tenga un mal diseño, una mala maquetación y sobre todo una portada poco atractiva.

Dentro de la maquetación, es clave tener en cuenta estos elementos:

  • Sangrado: Margen de seguridad para la reproducción correcta de los ejemplares.
  • Portada y contraportada: Son la tarjeta de presentación del libro y su imagen para siempre.
  • Tipo de papel: Esta decisión irá en función del tipo y cantidad de texto y de imágenes que compongan el contenido.

Dentro del diseño de cubiertas y contracubiertas, también se incluye el lomo, las solapas, la camisa o sobrecubierta y la faja, cuando el libro las lleva.

Todo ello, teniendo en cuenta siempre qué tipo de libro quieres imprimir. En cualquier caso, nosotros te ayudaremos a elegir el mejor tipo de papel, maquetación y portadas para tu libro y tu presupuesto.

El diseño de portada

¿Qué necesita y cómo debe ser una portada? Esa es la pregunta del millón, y una de las dudas más importantes que han tenido siempre nuestros clientes a la hora de imprimir un libro con nuestros servicios.

Como decíamos, un buen diseño de cubierta es lo que marca la diferencia siempre, por lo menos a primera vista, en lo apetecible y atractivo de un libro respecto a otro. También en el coste final. En este sentido, y según el resultado que queramos lograr, la portada de tu libro puede ser en mate, brillante, plastificada o no plastificada. Es decir: todo va en función del efecto que queramos conseguir. A este respecto, el plastificado brillante es el acabado más habitual, y el no plastificado es el más económico.

Otra de las elecciones en la portada es su gramaje ideal, que al igual que las páginas interiores –os lo explicamos más adelante-, la portada tiene un gramaje específico que la diferencia del resto del libro. Lógicamente, cuanto mayor es el gramaje, mayor es el coste. La elección más habitual es entre tapa dura o blanda. De nuevo, desde iVerso os daremos precio personalizado y las distintas opciones que tenéis para escoger la que más os cuadre.

Y hablando de opciones. A la hora de imprimir un libro, también es necesario elegir si usaremos sobrecubiertas (en caso de imprimir en tapa dura), o si usaremos faja o solapas. Elementos que, de no contar con ellos, abaratan los costes, pero siempre aportan un toque de clase y calidad.

La encuadernación y tipo de papel

En la encuadernación, se trata de manipular los pliegos. Ésta depende directamente del género, la temática o el tipo de libro que queremos imprimir, así como del número de páginas.

Por ejemplo, determinados libros de gran tamaño y grosor suelen ser encuadernados en tapa dura, si bien lo más común es que las novelas y ensayos se impriman tapa blanda.  La tapa blanda, por lo general, es más manejable, funcional y económica, siendo la encuadernación de tapa dura más elegante y resistente. No obstante, en iVerso también realizamos impresión y encuadernación de libros con grapas (como revistas o los catálogos) o en espiral.

Dentro de esta fase, también es decisivo elegir las medidas para la impresión del libro. Aquí nos inclinaremos por el DINA4 en el caso de revistas o similares; el DINA5, patrón común de los libros de narrativa; el tamaño 150mm x 210mm, para el libro de bolsillo; así como otros, de los que te ofreceremos y te informaremos a la hora de imprimir tu libro.

Por otro lado, junto a la encuadernación seleccionaremos también el tipo de papel. ¿Cómo? En función de su legibilidad, coste, calidad, tirada… Así, tendremos que optar por un papel no estucado o estucado mate, brillo o semimate; la composición del papel y el gramaje o peso del papel, que suele ir desde los 70 hasta los 350 gramos por metro cuadrado.

Ese papel suele ser en color blanco y textura lisa, más barato; el papel de impresión ahuesado, de color amarillento y tacto rugoso y habitual en la producción de novelas; o papel estucado y satinado, buscando impresiones de calidad como cómics, álbum infantil o cualquier libro que requiera de impresiones a color.

La impresión

Cuando todo está concretado y elegido, llega el momento de la impresión. Aquí podemos elegir entre impresión digital o impresión offset.

A su vez, la impresión de libros puede realizarse mediante dos métodos: inyección de tinta o láser. Y tanto en blanco y negro como a color.

Es posible que, si has llegado hasta aquí, busques la autopublicación de tu libro. Hay un aspecto en este sentido muy a tener en cuenta: si lo que queremos es comercializar nuestro libro, necesitaremos que este tenga un ISBN.

Por otro lado, una de las dudas más habituales es: ¿Cuánto tardará en imprimirse mi libro? Esto dependerá de numerosos factores, como los acabados, la tirada o la encuadernación. Con todo, la impresión y la entrega lo realizamos normalmente en 7 a 10 días hábiles.

Servicio profesional de impresión de libros

¿Estás buscando un buen servicio de impresión de libros? En Iverso contamos con casi dos décadas de experiencia como imprenta de todo tipo de libros.

Nos adaptamos a tus necesidades y gustos mediante la impresión en diferentes tipos de impresión de calidad, ya sea para editoriales, autores, auto-editores, centros de formación, etc. Y sobre todo a un precio adaptado a tu bolsillo y a lo que realmente necesitas.

Si necesitas imprimir libros de tapa blanda, tapa dura, revistas, folletos, catálogos, tarjetas, material de oficina, estuches de libros, etc. no dudes en contactar con nosotros. Te ofrecemos presupuesto sin compromiso y las máximas garantías en la impresión de tus libros.